Tiempo y arena

Cuando no crea lo que digas y se quede la historia a la mitad (mi mitad), sólo entonces comprenderás lo difícil que es decir la verdad. Los granos de arena se suspenden en el aire y el tiempo se congela.

-Una vez lo veas transparente, el reloj temblará hasta quebrarse.
- ¿Cuando esto suceda lo podré borrar de mis líneas?
-Ni el más virtuoso en quiromancia le podrá leer más.

Cuando ya no escuche lo que digas y no haya historia que contar, entonces recordaré solo una verdad: La arena cae, el tiempo vuela. Tú ya no habrás sido.

Leave a Reply